Ezequiel Ramírez Rueda, secretario de Gobierno de Mina Clavero, brindó una entrevista en la que dio cuenta de las gestiones y obras llevadas a cabo por el municipio.

En relación a los comentarios que trascendieron en el mes de noviembre acerca de retrasos en el cobro de haberes por parte de trabajadores que no pertenecen a la planta permanente municipal, el funcionario afirmó que los sueldos se han pagado en tiempo y forma.

Por otra parte, explicó que los fondos que se pidieron a la Provincia, no están destinados al pago de sueldos, sino para poder continuar las obras que está realizando el municipio en infraestructura, mejoramiento de calles, bacheo, entre otras. También anunció la inauguración de una nueva Sala Cuna en el barrio Maythé.

Respecto al presupuesto presentado para el 2019, aclaró que algunas partidas de dinero se incluyen en él, previendo la posibilidad de ejecutarlas, pero que ésto no implica la obligatoriedad de realizar tales obras. En ésta situación, se encuentran los importes para la segunda etapa de la red de gas natural, que contaría con 6500 metros -aproximadamente- de tendido en la zona cercana a la Comisaría local; y la primera etapa de la red domiciliaria de cloacas, para lo cual está en desarrollo la planta de tratamiento de efluentes cloacales, y se está evaluando la traza de los troncales.

En cuanto a la tarifa de taxis, Ramírez Rueda sostuvo que el H. Concejo Deliberante sancionó y promulgó un incremento que deja la bajada de bandera en $35, y $3 cada ficha; y que esa tarifa ya está vigente. Manifestó que debido a problemas internos de comunicación de la Asociación, hubo algunos permisionarios que no adecuaron sus relojes en el plazo correspondiente, para un aumento previo que había autorizado el Concejo, meses atrás; pero que, para evitar nuevos problemas de comunicación, el municipio mantiene fluído contacto con los permisionarios directamente.

Por último, le consultamos por las conexiones clandestinas que arrojaban desechos cloacales, que fueron relevadas en abril de éste año por personal municipal, el CER (Cuerpo Especial de Rescate), Bomberos Voluntarios de Mina Clavero y la Policía Ambiental de la Provincia. El secretario de Gobierno contestó que cada uno de los inmuebles que estaban en infracción en la zona aledaña a la playa central, tiene un expediente en la Policía Ambiental y que es ese organismo el que controla que cumplan con las obras necesarias para regularizar su situación. En el caso de las propiedades de la calle El Tala, en la que se relevaron 30 conexiones a un canal pluvial, fueron notificadas e intimadas por el municipio para que presenten documentación y hagan su descargo, en la mayoría de los casos expresaron desconocer la conexión; como solución, la Municipalidad les solicita que la tapen.