Conversamos con Maria Correa, militante de los Derechos Humanos e integrante del grupo, recientemente formado,
que nuclea a las familias de las desaparecidas del Valle de Traslasierra.
Esta organización reúne a las familias de Marisol Reartes, Luz Morena Oliva y Silvia Gloria Gallardo, miembros de la
Mesa de Derechos Humanos de Traslasierra, y cuentan con el apoyo de una antropóloga, una trabajadora social, una
abogada y una psicóloga. “La idea es acompañar desde el corazón”, nos contó Maria, y sostuvo que las familias
atraviesan sentimientos de soledad, angustia y miedo, les cuesta mucho hablar de la desaparición de sus seres
queridos.
Como grupo, presenciaron la primer audiencia del juicio por el homicidio de Brenda Arias en Concarán, San Luis, que
tiene como principal sospechoso a Juan José Murúa, de quien se investiga una posible vinculación con la desaparición de Marisol y Luz; también acudieron allí para apoyar a la familia de Brenda, que hace mas de nueve años espera por justicia.

Además, participan en las marchas en reclamo por la aparición de Delia Gerónimo Polijo; y estuvieron presentes en la jornada de visibilización que se llevó a cabo en el Museo de Antropología en Córdoba capital, a propósito de las desaparecidas de Traslasierra.