Una mujer que trabaja en el área de maestranza del Hospital Regional de Mina Clavero denunció que, en varias ocasiones, sufrió abusos sexuales y situaciones de violencia, ejercidos por dos hombres, trabajadores del mismo sector en la Institución.
Aproximadamente 15 días atrás, la mujer expuso esta situación ante las autoridades del Hospital, quienes dieron intervención al área de Legales del Ministerio de Salud de Córdoba para que realice una investigación interna, y
también instaron a la víctima a realizar la denuncia en la Justicia. El pasado martes 30 de octubre, la Fiscalía de Villa Cura Brochero llevó a cabo un allanamiento en el nosocomio.
Ante la gravedad de los hechos denunciados, entre las compañeras de trabajo del Hospital surgió espontáneamente  una convocatoria para demostrar su apoyo incondicional hacia la víctima, que ocurrió el miércoles 31 a las 12.30 hs. en la puerta de la Institución, y a la que acudieron aproximadamente 30 personas.
En el escrito que prepararon para la ocasión, las trabajadoras del Hospital llamaron a que cualquier mujer que sufra situaciones similares, sepa que no es culpable de las mismas, y que no está sola; y expresaron el mas firme repudio
hacia cualquier acción violenta, machista y ultrajante en cualquiera de sus formas.
El director del Hospital, el kinesiólogo Francisco Acosta, manifestó que desde que tomó conocimiento de los hechos, su disposición fue la de proteger a la denunciante y aseguró que, al día de la convocatoria (miércoles 31), los
denunciados estaban apartados de sus funciones laborales.
Por otra parte, expresó que el protocolo de seguridad de la Institución es para proteger a los empleados de amenazas externas, pero que no estaban previstas situaciones de peligro hacia adentro.
El breve acto finalizó al unísono “ni una menos”.