El martes 18 de septiembre, en el Concejo Deliberante de Nono, se aprobó por unanimidad una Ordenanza que facilita la comercialización de alimentos producidos en forma artesanal en viviendas de microemprendimientos nonenses.
La inclusión en el registro de pequeñas unidades de producción alimentaria solidarias, habilita a comercializar dulces,
quesos, miel u otros alimentos elaborados que no requieran cadena de frío, ni conservas (como escabeches). Además, les otorga un descuento del 50 % en la tasa de inspección a los productores; la certificación de buenas prácticas de maleabilidad; la posibilidad de ser exhibidos en publicaciones y eventos oficiales; y también la oportunidad de participar en una feria local de productores.
Para los comercios que se inscriban como promotores y ofrezcan dichos productos en sus góndolas, se ofrece el
beneficio del 5 % de descuento en la tasa municipal.
Estas son algunas de las características de la norma, que se inscribe en la política del gobierno de Ceballos de
desarrollar el sector de la producción familiar agrícola ganadero como alternativa integrada a la matriz productiva
eminentemente turística de la localidad.

También se aprobó la resolución que deniega el pedido de excepción al Código Urbanístico de Nono, realizado por el propietario del hotel La Frida, para incrementar la superficie cubierta en su propiedad con una vivienda y el agregado de dos habitaciones al hotel. Entre los muchos argumentos para tal decisión, el Concejo destacó la carga máxima del factor de ocupación del suelo ya superada por la edificación existente en esos dos lotes.