El Concejo Deliberante de Nono ratificó por ordenanza el convenio entre la municipalidad y el fideicomiso Pasos del Valle otorgando la prefactibilidad para el desarrollo inmobiliario.

Una reserva natural privada de mil hectáreas, un viñedo, hotel y 25 lotes de 15 hectáreas donde se podrán edificar 2 casas y dos galpones.

La reserva será gestionada por una fundación que creará el fideicomiso, en el concejo de administración habrá un representante del municipio y se abrirá la reserva para trabajos educativos científicos y turísticos.
Esta excepción a la Ley de Bosques, a las Ordenanzas de  zonificación y las zonas naturales protegidas en Nono abre la puerta para que se concreten negociaciones con los grandes inversores inmobiliarios (grupo edisur, cimas de nono, etc) que permitan salvar los objetivos comerciales de estos empresarios a cambio de concesiones conservacionistas, en un contexto de una férrea normativa que congeló emprendimientos en Nono.
Trascendió que sobre la reserva natural y cultural Cerro Los Nonos, área declarada sujeta a expropiación, los actuales propietarios impiden el ingreso de los funcionarios municipales, lo que está a punto de desatar acciones judiciales.
El convenio fue aprobado por unanimidad. El texto de lo ratificado, entre otras cosas, le permitirá al loteo Pasos del valle, contar con provisión de energía eléctrica.