Fué un error de la Organización y la Policía

La idea de impedir el acceso a los bolsones de estacionamiento del tramo El Cóndor – Copina hasta el día sábado, resultó en un caos de tránsito en la ruta E-34. A media mañana empezaron a ingresar de a 200 autos, pero ya estaba saturada la vía porque desde el día anterior se apostaron allí cientos de fanáticos del rally mundial, lo que provocó un dantesco congestionamiento en la zona de El Cóndor, que obligó a interrumpir la normal circulación en el camino de las Altas Cumbres.

Esta decisión representó para los empresarios turísticos una verdadera pesadilla, ya que son muchos los visitantes del Valle que quedaron varados en la Pampa de Achala. La foto que ilustra ésta publicación, es del sábado a las 15.30 hs. Hubo demoras de entre 6 y 10 horas para cruzar la Sierra Grande, y hubo numerosas cancelaciones de reservas y turistas que pegaron la vuelta y se fueron a Punilla o Calamuchita.

No deja de llamar la atención el cerco informativo sobre esta verdadera crisis vial, que recién el lunes fue reflejada por los principales medios.

Entrevistamos a Julio Bañuelos que reconoció que limitar el acceso al tramo hasta el sábado fue un error que atribuyó a la organización  y a la policía, pero como parte integrante de un equipo de mesa de coordinación del evento, pidió disculpas a los transerranos por los incovenientes ocasionados al sector de empresariado de turístico. También aclaró que el número de 70 por ciento de ocupación en Traslasierra difundido en los medios, que provocó quejas por su inexactitud, se refería al número de reservas relevado por la Agencia Córdoba Turismo el día jueves.

Según Bañuelos el congestionamiento que provocó el virtual corte de ruta se trató de un error causado por un exceso de celo motivado en aumentar la seguridad en el tramo.

En horas del mediodía del lunes se reunieron empresarios del sector en Mina Clavero para dar una entrevista a canal 8 de televisión de  Córdoba e intercambiar opiniones acerca de las pérdidas económicas causadas por el gigantesco embotellamiento que provocó cancelaciones y una merma de al menos el 50 % de lo esperado para este fin de semana largo en la afluencia de turistas, según informó la coordinadora del área de turismo de Arroyo de Los Patos.