Los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Traslasierra ponemos de manifiesto que frente a la muerte del genocida Luciano Benjamín  Menéndez, máximo responsable del Tercer Cuerpo, que comprende 10 provincias Argentinas, se hace necesario poner evidencia el profundo daño que sentimos como sociedad. El hecho de llevarse con su muerte información  muy sentida acerca del destino de nuestros seres queridos y de los jóvenes apropiados que aun hoy estamos buscando , no es más que una muestra de la perversidad con que el poder defiende sus intereses: destrucción en vez de construcción, tortura y muerte en lugar de amor y vida.

También destacamos  que  aquello que se vivió durante el terrorismo de estado, bien conocido por  las víctimas y los Organismos de Derechos Humanos  con la participación de numerosos sectores sociales pudimos lograr después de 40 años de lucha,  probarlo en la Justicia con más de 12 cadenas perpetuas como responsable de  secuestros, torturas, asesinatos, violaciones y robos de bebe nacido en cautiverio y niños secuestrados junto a sus padres.

La sociedad Argentina camina en la construcción permanente de Memoria, Verdad y Justicia.

Hoy muere el genocida. Así se lo recordará en Córdoba y en el país, como el símbolo más despreciable del horror.

Esta maquinaria terrorista no logró vencer sin embargo la BANDERA DE LOS TREINTA MIL DESAPARECIDOS que sigue siendo hoy el camino a seguir.

-Comisión de DDHH por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Traslasierra