La Dirección de Policía Ambiental fue creada en el año 2012 por Ley provincial N° 10.115 y cerró su quinto año de manera positiva. Año a año, la repartición implementa mecanismos innovadores en el control y fiscalización en materia hídrico-ambiental y de los recursos naturales con el objetivo de eficientizar su labor.

Uno de los mayores desafíos a los que debe enfrentarse constantemente, es poder brindar una pronta respuesta al gran caudal de reclamos que efectúan los ciudadanos y a las infracciones que se detectan de oficio. En los últimos doce meses, la Dirección recibió cerca de 2.200 denuncias vinculadas a las diversas temáticas que conforman su amplia competencia, encabezadas por aquellas en materia de recursos hídricos y seguidas por denuncias de tráfico y/o tenencia de fauna silvestre.

Cabe señalar que la Policía Ambiental, en cumplimiento a lo estipulado por las leyes hídrico-ambientales, no sólo aplica multa a los infractores, sino que les impone la remediación del daño ocasionado. En materia de fauna, la remediación se logra a través de la liberación y vuelta a su hábitat natural de los ejemplares secuestrados, siempre que su estado sanitario lo permita.

Un dato recalcable es que el 98% de los secuestros realizados por tenencia y transporte de fauna silvestre es de aves autóctonas. También, en menor medida, se secuestran loros, flamencos y guacamayos. Respecto de estos últimos, directivos y agentes de la repartición realizaron viajes a provincias vecinas para firmar convenios de trabajo conjunto y para trasladar los animales a su hábitat. En el dos por ciento restante, se sitúan los mamíferos, tales como osos meleros, monos carayá y caí, pecaríes, carpinchos y pumas.

-Publicó: Gobierno de la Provincia de Córdoba