Somos el monte que marcha

El 7 de diciembre, al cumplirse un año de su presentación en la Legislatura, el proyecto de Ley 20811/16 perdió estado parlamentario; lo cual significa que no puede ser votado en el recinto sin antes ingresar en la fila de proyectos a ser tratados en el año 2018.

La fuerte presión que generaron las masivas movilizaciones, el rechazo de personalidades de la cultura, las objeciones al proyecto manifestadas por las universidades y el cuestionamiento de diferentes estamentos e instituciones, entre ellas la Secretaría de Ambiente de la Nación; echaron por tierra con la legislación escrita a la medida de los grandes jugadores del agronegocio, la megaminería y emprendedores inmobiliarios.
Se desactivó asi la posibilidad de que sorpresivamente se aprobase el proyecto de Ley de Desmonte. De todos modos, cualquiera de los autores, está en condiciones de solicitar su rehabilitación.

El pasado 28 de noviembre, la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo (CoDeBoNa) presentó un recurso de amparo colectivo reclamando por el retraso de dos años que lleva la actualización del mapa de la Ley de Bosques provincial. Dicha actualización debe realizarse mediante un Proceso Participativo en el que todos lo actores sociales afectados intervengan. Esta situación la estamos viviendo en varios pueblos del Valle de Traslasierra, donde las organizaciones ambientalistas impulsan o colaboran con el desarrollo de los Ordenamientos Territoriales locales participativos. Entendiendo que el poder de autoridad local es muy fuerte y que más allá de la coloración que tenga una determinada zona en el mapa de la Ley, quienes la habitan la conocen.

Escuchá la entrevista completa que hicimos con Samuel Reviglio (asesor de la Legisladora Carmen Nebreda) en El Mirador Local de Radio Tinku 107.9.